Cómo crear títulos efectivos para tus páginas de venta sin tener ni idea de copy

como crear titulos efectivos (1)

Saber crear títulos efectivos para una página de ventas, un blog o incluso tus emails es una habilidad que te aportará grandes beneficios, junto a otras que cualquier profesional que trabaje en el medio online debe dominar.

Porque si tienes un servicio listo para vender en internet, has creado una landing page con un diseño chulo, inviertes en tráfico de pago y tienes visitas, necesitas conversiones.

Pero muchas veces, a pesar de tenerlo “todo” los resultados no llegan.

¿Qué está pasando?, ¿Por qué tu página no convierte?, ¿Por qué los usuarios no realizan la acción que tú quieres?

Muchas veces es una simple cuestión del mensaje. Si tus textos no transmiten el valor de tu servicio para el potencial cliente al que van dirigidos, lo más fácil es que salgan de la página a los pocos segundos.

Por eso, es fundamental que conozcas bien a tu avatar y que hagas una labor previa de investigación.

No digo que tengas que ser un experto en copywriting y pasarte varias semanas investigando, porque para eso te merecerá más la pena contratar a un profesional de escritura persuasiva.

Pero sí que dediques un tiempo a definir bien a ese tipo de público al que quieres llegar.

Solo así podrás crear títulos efectivos en tus páginas de venta, tus anuncios o tus correos (los asuntos), si haces uso del email marketing como estrategia para tu negocio digital.

Así es que, una vez que tengas claro quién es tu avatar, qué necesita, qué le interesa, cuáles son las principales objeciones que va a tener a la hora de contratar o comprar tu servicio, cómo le puedes ayudar a solucionar sus problemas… entonces, es el momento de ponerte a escribir.

En este post te vamos a dar ideas para crear títulos efectivos para tus páginas de venta o artículos de tu blog.

 

1. Apela a la curiosidad y destaca el beneficio

Una de las razones más poderosas para seguir leyendo una página es la curiosidad del lector por saber qué le van a contar.

Una vez que el usuario ha llegado a la página, sobre todo si lo hace después de clicar en un anuncio o de forma directa en un enlace que has compartido, está esperando algo que ya de antemano le ha despertado un mínimo interés.

Pero si cuando abre el título no le llama la atención, es muy probable que se vaya.

Lo primero que tienes que hacer es destacar el principal beneficio que tiene tu servicio, pero desde un punto de vista curioso. Es decir, no basta con que pongas algo como:

“Pierde 3 kilos por semana con una dieta mediterránea sin pasar hambre”.

Está bien. Es una promesa específica, y además elimina una de las objeciones que puede tener una persona para ponerse a dieta.

Sin embargo, aunque podrá sentir cierta curiosidad, será mucho más atractivo si le dices:

 “Descubre la nueva dieta que solo conocen en Japón para perder 3 kilos a la semana sin pasar hambre y disfrutando de cada comida”.

 ¿Una dieta que solo conocen en Japón? El lector ahí sentirá curiosidad y pensará en la fama de los japoneses por su alimentación saludable.

Ojo. No consiste en hacer falsas promesas ni engañar al usuario, sino en buscar la manera de llamar su atención para que, como mínimo siga leyendo tu carta de ventas. Cuanto más lea, más posibilidades tienes de que compre.

 

2. Elimina su principal objeción

Como veías en el ejemplo anterior, una de las objeciones de una persona que se pone a dieta puede ser el miedo a pasar hambre.

Tienes que buscar cuál sería la principal razón o duda que puede tener tu público objetivo en relación a lo que tu servicio le está prometiendo. Y una vez detectado, eliminarla en el mismo titular.

Imagina que vendes un curso para aprender a diseñar una web. Y te diriges a emprendedores quieren iniciar su negocio en internet, pero no están dispuestos a invertir en un diseñador profesional.

Un título sencillo podría ser:

“Aprende a diseñar tu página web desde cero como un auténtico profesional”

¿Es correcto? Sí.

¿Es persuasivo? No.

El lector puede pensar que va a tardar mucho tiempo o puede ser nefasto con la tecnología. Sabe lo que es WordPress, pero desconoce cómo funciona y de código mejor ni le hables.

Partimos de la base de que ya tienes bien definido tu avatar y sabes que su principal objeción es el tiempo.

Necesita tener lista su web cuanto antes para empezar a captar clientes.

Entonces, hay que empezar aludiendo a ella en el título:

“Diseña tu web con aspecto profesional en menos de 3 horas, aunque la parte técnica te asuste o jamás hayas hecho nada parecido”.

 La diferencia aquí es que estamos especificando el tiempo que va a tardar, pues la necesita rápido, y eliminando la objeción principal.

 

3. Juega a los detectives

Hay ciertas palabras que llaman la atención y son efectivas a la hora de escribir titulares atractivos en las páginas de venta.

Me refiero a sustantivos como: secreto, clave, misterio, incógnita…

Si abusas de ellas no te servirá de mucho, pero de vez en cuando, es útil que las utilices para llamar la atención y despertar la curiosidad por seguir leyendo.

Recuerda que una página de ventas tiene un único objetivo y debes ser coherente.

No hace falta que sea vender, puede ser conseguir suscriptores, que pidan una cita, que reserven una sesión, rellenen una encuesta…

Usar estas palabras “misteriosas” te ayudará a escribir titulares atractivos sin demasiado esfuerzo.

Están vistos, pero siguen funcionando frases similares a estas:

  • El secreto de las tiendas online que están facturando más de 5000 € al mes
  • Las 3 claves para que tu bebé duerma del tirón toda la noche

En un mismo título puedes jugas con estas palabras y a su vez con la curiosidad y el beneficio.

Si por ejemplo es una landing para que se registren a un webinar, este tipo de frases funcionan muy bien y puedes escribirlas fácilmente.

4. Dales la solución a su problema

¿Qué necesita alguien que tiene varices y ha pasado ya por una cirugía, pero sigue con el dolor y la inflamación?

Busca una solución.

Es obvio que primero tienes que detectar ese problema, para aportarle la solución que es tu servicio o tu producto.

En el caso de la persona con varices, quiere acabar con ellas y estaría dispuesta a probar si encuentra algo que le da esperanzas a recuperar su salud. Pero no al cualquier precio, porque ya ha pasado por una operación sin éxito.

En este caso, un buen título podría ser:

Elimina las varices que la cirugía tradicional no cura con la última tecnología de láser endovenoso y sal de la consulta caminando.

 Si te pones en la piel de esa persona, detectas su problema, su necesidad y sus objeciones, escribir el título será más fácil y no tendrás el famoso síndrome del folio en blanco.

Ya verás cómo las frases te salen solas.

Tienes que practicar y practicar hasta que des en el clavo con un título atractivo pensando siempre en el lector al que te diriges.

 

5. Pregunta para obtener una respuesta afirmativa

Hay otra forma de redactar titulares que me gusta mucho y que también resulta útil a la hora de atraer al lector.

Es haciendo una pregunta.

Una pregunta donde el lector se responda a sí mismo con un SÍ.

 Siguiendo con el ejemplo anterior de las varices, y con el mismo avatar se podría hacer así:

¿Te has operado de varices con cirugía tradicional y no te ha servido de nada?

Inmediatamente la persona se interesará por lo que van a contarle, porque su respuesta es afirmativa.

Para que esta fórmula funciona, como siempre, tienes que tener muy clara la respuesta, porque de lo contrario, no conectaría con la frase y lo más probable es que inmediatamente dejara de leer.

 

Otras recomendaciones útiles para crear títulos efectivos

Con esas cinco ideas puedes crear cientos de títulos sin pasarte horas delante del teclado para una sola frase.

Recuerda que la clave está en la investigación previa.

Si sabes lo que quieres contar, a quién y para qué, todo fluye mucho más y tus textos serán más persuasivos.

No existe una varita mágica, ni es cuestión de creatividad, sino de conocer a la persona que está al otro lado leyendo. Por eso, quiero que te quedes también con estas recomendaciones y las tengas en cuenta a la hora de escribir tus títulos:

  • Tener bien claro el objetivo de la página de ventas.
  • Definir bien el avatar o los avatares del servicio o producto que vas a ofrecer en la página. Ponte en su piel.
  • Hacer un listado de títulos para cada público y no te quedes con el primero. O sí. Al menos, escribe unos cuantos y después elige.
  • Léelos todos en voz alta.
  • Déjalos reposar hasta el día siguiente.
  • Publica y analiza los resultados. Si no funciona, prueba a cambiar el título.

¿Has definido ya tu avatar? Déjanos un comentario y cuéntanos qué es lo que más te cuesta a la hora de crear titulares.

Deja una respuesta