Email marketing: la herramienta más rentable para vender en internet

email marketing para vender en internet

¿Qué es el email marketing y cómo puede ayudarte a vender?

Comprar servicios online cada vez es más habitual. Y solo tienes que pasar unos minutos por redes sociales o por un buscador para comprobar la cantidad de anuncios con las miles de opciones que tenemos a nuestro alcance.

Servicios de coaching, de marketing, de educación, de crianza, de diseño, de interiorismo, de salud, de fitness, de consultoría…. La lista es interminable.

Hay cursos para aprender a hablar en público, de educación financiera para niños, de cocina crudivegana, de experto en cerrar ventas por teléfono, de terapias alternativas para modificar la conducta y el carácter agresivo de un perro…

Casi cualquier cosa que se te ocurra, ya existe. Y está en venta.

Las tiendas de productos ya no son las únicas que se están beneficiando del poder de internet para vender sin limitación geográfica.

La cruda realidad, es que hay de todo y para todos los públicos. Pero la gran pregunta de los que empiezan es ¿vende de verdad toda esta gente?

Porque una cosa es ofrecer algo y ponerlo en venta, montar una web y poner algún que otro anuncio y otra muy distinta es hacer negocio y conseguir clientes que te proporcionen ingresos suficientes.

Algunos lo consiguen y es en ellos en quien debes fijarte. Y hay muchos mitos en torno a los negocios digitales.

¿Cómo hacen esos emprendedores que ofrecen sus servicios en internet y que realmente han hecho negocio? 

Cuando decides poner en marcha un servicio que hasta ahora solo ofrecías de forma física, o te embarcas con un negocio digital, surgen muchas dudas que tienes que ir resolviendo poco a poco.

No te líes.

Empieza por derribar esos mitos de los negocios online que circulan por ahí y que pueden evitar que avances. O peor aún, que ni siquiera lo intentes.

Hay diferentes canales para vender online, y puedes usarlos absolutamente todos.

Lo importante es que te lances, pruebes y tengas la mente abierta y preparada para todo lo que vaya llegando. Sea positivo o negativo.

En este post, vamos a recomendarte el email marketing, la herramienta más rentable que puedes usar para vender cualquier tipo de servicio, sin que tengas que gastar un pastizal en publicidad para mantenerte a flote.

Pero no es ni mucho menos la única acción que debes implementar. Es muy poderosa y complementa a otras técnicas, por eso aquí vamos a centrarnos solo en ella.

Estés empezando o lleves un tiempo haciendo email marketing, toma nota de todo lo que debes tener en cuenta para que te funcione lo mejor posible.

 

El correo electrónico para vender online

Nuevo no es. Es más, la venta por correo lleva muchísimos años, pero ha ido evolucionando con el paso del tiempo.

Antiguamente se hacía mediante el envío físico en formato carta. De ahí, las famosas cartas de venta que ahora hemos extrapolado a la web de los profesionales del marketing de respuesta directa americanos y británicos.

Sin embargo, el posteo es más caro de lo que ahora supone el email.

“Solamente” necesitas conseguir los datos de las personas a las que quieres enviar tus emails y después conectar con ellos y, por supuesto, cuidarles. 

Partiendo de la base de que ya tienes esa lista o sabes cómo conseguir visitas y leads cualificados, vamos a centrarnos en cómo deben ser esos emails para aportar valor a tu audiencia.

La importancia de conocer a tu lista

Venga. Ya tienes una lista medio decente (aunque tengas muy pocos suscriptores, debes cuidarles).

Y ahora, ¿qué haces con esos datos y qué tipo de contenido puedes enviarles?

Es muy importante que tengas segmentada a tu audiencia. Con Active Campaign, la herramienta que usamos en Vivir de tu Pasión, es muy fácil.

Puedes empezar con una sola lista, pero ten en cuenta que cuantos más datos tengas de esas personas mejor. Porque eso te ayudará a crear un contenido que de verdad les parezca interesante.

Imagina que vendes un servicio de peluquería canina a domicilio en la zona de Valencia.

El requisito mínimo que debe cumplir una persona es que tenga perro y que viva cerca, ¿no? Si envías un email a uno que tenga gato y viva en Sevilla no servirá de nada.

Puedes poner etiquetas a esas personas con los datos que necesites saber: edad, ubicación, si tiene o no un negocio, si está casado o no, si es cliente… Todos los datos útiles para que lo que les cuentes, sea interesante y no se den de baja de la lista.

Pero recuerda. Debes saber sus intereses y su situación porque si no, escribirás a lo tonto.

En Active Campaign esto es muy fácil de hacer y lo tienes explicado al detalle en este curso, pero la mayoría de herramientas lo incluyen.

¿Cómo conocer sus intereses?

Podrías filtrar a tus suscriptores en el propio cuestionario donde se registran. O tener varios formularios según el tipo de público.

Por ejemplo, en una web para ofrecer trabajo y candidatos a empresas, habría dos formularios a dos listas: una para las personas que buscan un empleo y otro para las empresas que están buscando trabajadores. Y ahí pedirás los datos que consideres oporturnos.

Otra forma de hacerlo es a través de encuestas una vez recogido su email y su nombre, lo más básico.

Preparas un cuestionario con las preguntas que te interesen sobre ellos, en Google Docs o Typeform por ejemplo, que son gratis, y les escribes un email invitándoles a que contesten para conocerles mejor.

 

El contenido que puedes incluir en tus emails

Aunque es fundamental conocer a la lista, ten en cuenta que si se han suscrito ya tienes algo de información. Al menos, les interesa lo que haces o lo que vendes.

Porque nadie deja sus datos en una web si de entrada no le gusta.

Por eso, la ventaja de captar el email de una persona ya es un paso muy importante. Ceder su nombre y su email a un desconocido ya es un regalo que te hacen y ahora te toca a ti corresponderles.

OJO.

Si no tienes más información sobre ellos, dirígete al potencial cliente de forma general. Sin obsesionarte con ir a un micronicho o a personas con intereses demasiados concretos.

Recuerda que si están ahí es por algo. Toca fidelizarles para que no se muevan.

El tipo de contenido que puedes enviar a tus contactos debe de ser variado. Te pongo algunos ejemplos:

  • Consejos para ayudarles a vender más en su negocio que no cuenten en tu blog.
  • Historias divertidas o conmovedoras relacionadas con tus servicios, pero sin venderles nada.
  • Promociones especiales sobre tus lanzamientos.
  • Tu día a día, para que te conozcan mejor. Les puedes contar dónde estás, qué estás haciendo…Somos curiosos por naturaleza y eso nos gusta.
  • Invitaciones a webinars tanto tuyos como de otros colegas que quieras promocionar en tu lista.
  • Casos de éxito o testimonios de clientes para que vean los beneficios de un servicio concreto que tú vendes.
  • Noticias relacionadas con tu marca, que pueden hacerles reflexionar.

 

Lo mejor es que les entretengas y no solo les escribas cuando quieras vender algo. Porque eso canta demasiado y sería como una especie de SPAM aunque consentido que enseguida notarían.

Aunque ofrecer en cada email tus servicios también puede funcionar muy bien, tienes que cuidar mucho cómo lo haces y sobre todo, entretener al lector.

Si se aburre, se irá. Y jamás comprará.

Una buena forma de hacerlo, es incluir un enlace a tu página de servicios al final del email, o en una postdata por ejemplo.

Pero antes, debes haberles dado algo de valor, interesante, entretenido, divertido.

 

¿A diario, una vez por semana, al mes?

Una de las preguntas más frecuentes que se hace la gente que empieza a usar el email marketing es la periodicidad.

Igual que en un blog, lo suyo es que seas constante.

Aquí no hay una regla fija sobre lo que es mejor o peor. Simplemente, cuida la lista y haz que esté deseando recibir tus emails.

Si te limitas a ofrecer tus servicios, da igual que escribas todos los días o una vez al mes.

Lo intuirán y ni se molestarán en abrir.

Hay emprendedores que escriben todos los días y les va muy bien, incluso metiendo en todos sus emails enlaces a sus servicios. Y otros, que con un email semanal tienen más bajas que altas en sus listas.

En Vivir de tu Pasión, estuvimos un tiempo dando menos prioridad al email marketing y hemos notado que la gente quiere noticias tuyas. Porque los que están en una lista y aún no se han ido es porque les interesas tú y lo que haces.

Con esto quiero decir que tienes que poner el mismo o más esfuerzo en captar suscriptores que en mantenerlos.

Es como un servicio post venta de atención al cliente.

Piensa en lo que nos molesta que las compañías telefónicas premien a los nuevos y se olviden de los que llevamos una década con ellos. Igual de importante es recibir bien a los nuevos, que cuidar a los antiguos.

Así es que, escribe sin miedo.

Puedes hacerlo tú o, si tienes demasiado trabajo, contar con un profesional para que se encargue de tu email marketing.

Al principio te ayudará crear un calendario con temáticas y contenidos y marcarte una periodicidad para coger el hábito. Puede ser un día concreto a la semana, a una hora, para acostumbrar a la audiencia.

Igual que esperas tu serie los miércoles a las 22.00, ellos sabrás que tus emails llegan los lunes a las 9.30h, por ejemplo.

Con estas pautas, conseguirás sacar partido a tu email marketing, una de las herramientas más rentables para vender cualquier servicio en internet que usan todos los emprendedores que tienen negocios.

Es económico, rápido y bastante efectivo. Pero lo dicho, hay que currárselo.

¿Lo estás usando ya? Cuéntanos en los comentarios si te funciona, si has conseguido ventas o qué es lo que te frena para enviar emails.

Deja una respuesta